Saltar al contenido
Embarazo

Semana 5 de embarazo. Quinta semana de embarazo


El embarazo tiene una duración de 40 semanas en promedio, pero la quinta semana es la esencial, para que las mujeres comiencen a darse cuenta que, en su organismo, están ocurriendo ciertos cambios y que algo crece en su vientre.

En algunas ocasiones, las mujeres tienen cierta lentitud al darse cuenta de que en su vientre se está formando un feto. Muchas pasan por esta etapa después de las 5 semanas, cuando comienzan a presentar los síntomas de embarazo.

Si bien es cierto, la cuarta semana es la considerada para iniciar con los procesos de identificación del embarazo, pero; la quinta semana de embarazo constituye el momento en el cual, el feto comienza a plasmarse y adquirir forma a través de huesos, órganos, sistemas nerviosos, etc.

En este período de gestación se deben tener muchas dudas por parte de la madre, entonces; es importante que se consiga llevar un control del embarazo y adquirir toda la información posible que beneficie a manejar todos los momentos que se viven en esta etapa.

Las 5 semanas de embarazo son importantes en el periodo de formación del embrión, por lo que, al iniciar esta etapa, la mujer comienza a tener diversos síntomas que hacen determinar y confirmar que se encuentra embarazada.

En la quinta semana de embarazo el feto empieza a adquirir forma a través, de huesos, órganos, sistemas nerviosos, etc.
En la quinta semana de embarazo el feto empieza a adquirir forma a través, de huesos, órganos, sistemas nerviosos, etc.

En la quinta semana de embarazo, el embrión inicia los cambios y modificaciones, por lo que se comienza a adquirir permutaciones que generan los huesos y también el sistema cardiovascular, formándose el corazón.

El feto comienza a tomar ciertos mecanismos de desarrollo, que lo complementan y lo forman; alcanzando con el transcurrir de las semanas, todos los sistemas que constituyen al cuerpo humano.

Efectos emocionales en la mujer en la quinta semana de embarazo

Es muy usual que las mujeres en esta semana presenten muchas emociones encontradas, cambios de autoestima y algunas presiones, por lo que se necesita mantener control absoluto del tiempo de embarazo y, de las siguientes decisiones y requisitos a seguir para que todo vaya en orden.

Según estudios, 4 de cada 7 mujeres sienten en esta etapa que su cuerpo se perjudica y se consideran afectadas por este cambio, además de que tienden a sentirse solas. Es necesario buscar ayuda y compañía en este tiempo de embarazo.

Cambios en el cuerpo de la madre en la semana 5 de embarazo

Muchos cambios se pronuncian en la semana 5 de embarazo, el cuerpo comienza adquirir otras funciones, además de aparecer molestias en la mujer que con el tiempo se adaptan para llevar con cautela las siguientes semanas de gestación.

Algunos de los procesos que comienzan a presentarse son:

  • Inicia un proceso en el cual el flujo vaginal aparece de manera transparente, como también ciertos dolores o puntadas en la parte abdominal de la mujer, lo que ocasiona náuseas y hasta ganas de vomitar, que son de carácter habitual en la semana 5 de embarazo.
  • Se presenta mucho el cansancio o el insomnio, por lo cual la mujer tiende a tener mayores horas de descanso.
  • Las ganas de orinar aumentan ampliamente, aunque cuando se realiza esta acción, no se siente que salga el líquido completamente, por lo que casi siempre se mantiene este deseo de ir al baño.
  • Ciertos dolores y tensión aparecen en la región mamaria.

Tamaño del feto en la quinta semana de embarazo

En esta etapa, el feto ya tiene forma de semilla con un tamaño promedio entre 1 a 2 milímetros, por lo que ya se puede denotar en ecografías realizadas por un obstetra, el comportamiento del embrión y también, si se encuentra implantado adecuadamente.

Es vital mantener una comunicación con el especialista a cargo del embarazo, para estar en contacto con todos los procesos que se van ejecutando en el útero, ya que a través del embarazo se desarrollará un saco que hará proteger y nutrir al bebé.

Por lo cual, en algunas ocasiones si no se tiene una secuencia del comportamiento en el organismo, se puede perder la oportunidad de evitar ciertos detalles que compliquen al embrión.

La ecografía que se presenta en la quinta semana de embarazo muestra una vesícula, en la cual se determina qué tipo de embarazo se está formando, pudiendo ser múltiple o ectópico.

En la ecografía de la semana 5 de embarazo muestra una vesícula con la que se determina el tipo de embarazo que se está formando.
En la ecografía de la semana 5 de embarazo muestra una vesícula con la que se determina el tipo de embarazo que se está formando.

Recomendaciones para la quinta semana de embarazo

Es de gran importancia, mantenerse saludable desde esta semana, hasta que nazca el bebé, por lo que hay muchas recomendaciones que se deben tomar en cuenta y llevar a cabo para que se gestione el proceso de crecimiento del embrión de la mejor manera.

Para que no se generen malformaciones en el feto, es necesario evitar muchas actividades que no son buenas en esta etapa. Algunas de las recomendaciones que se pueden indicar son:

  • Si debes tomar medicamentos, por lo general es vital estar bajo observación de un médico especialista, el cual te va a advertir que cantidad es necesaria y que es lo que no se debe ingerir.
  • El alcohol y el cigarro son tóxicos que no deben ser consumidos en la mujer durante el embarazo.
  • Es importante establecer una dieta estricta que contribuya en la salud y crecimiento fetal.
  • Las actividades cardiovasculares deben prohibirse, ya que dificultan la respiración de la mujer embarazada, además de realizar movimientos indebidos en el interior del útero.

En la quinta semana de embarazo, la mujer ya denota que su estómago y vientre comienzan a agrandarse. Desde este momento, quedarán 34 a 35 semanas de estricto manejo y control de la calidad de los implementos y condiciones impuestas bajo régimen por el médico.

Por último, hay que decir que el cordón umbilical inicia un proceso de unión con la placenta, además de que hay nuevas acciones como los cambios en las capas de la piel del feto. Sin embargo, en algunas mujeres ocurre estas evoluciones de manera más lenta por no seguir con lo requerido.

El control prenatal debe iniciarse desde la 5 semana de embarazo, para poder mantener en observación los días que transcurren y los cambios que se van presentando; para así, evitar factores de riesgo que perjudiquen o afecten directamente al bebé.