Saltar al contenido
Embarazo

Semana 3 de embarazo. Tercera semana de embarazo


Tercera semana de embarazo

Millones de mujeres se dan cuenta de que están embarazadas cuando el período no llega y el retraso ya es superior a 15 o 20 días. Por esta razón, la tercera semana de embarazo es una de las semanas más importantes, porque es cuando la mayor parte de las mujeres cae en cuenta de que va a ser mamá.

Si bien es cierto, estamos en el comienzo del embarazo, aun así, ya empiezan a notarse algunos cambios tanto en el bebé como en la mujer. Por esta razón, es necesario también empezar a tomar ciertas precaucionespara el bienestar de ambos.

Son días que suelen ser algo estresantes, especialmente para aquellas que son primerizas, ya que, en muchas ocasiones, no tienen saben bien qué hacer y no conocen los cambios que se aproximan.

Inicio del proceso de fecundación

En lo que respecta al proceso, tercera semana de embarazo, es clave. Es cuando se produce la fecundación del óvulo, lo que definitivamente marca el inicio de este maravilloso camino.

¿En qué consiste la fecundación del óvulo y porqué es tan importante?. Si eres madre primeriza, debes saber en primer lugar, que son muchos los espermatozoides que pretenden fecundar el óvulo.

En este sentido, se estima que son 250 millones por eyaculación, de los cuales 300 alcanzarán la trompa de Falopio. De estos 300, sólo uno logrará traspasar la capa externa del óvulo para fecundarlo.

En el momento en que el espermatozoide llega al óvulo, la capa exterior se agranda rápidamentepara mantener alejados al resto.

Cuando se produce esta unión, el espermatozoide aporta un cromosoma X o Y, que determinará si tu bebé (que, en esta etapa, se lo conoce aún como cigoto) es un niño o niña. Aunque es cierto que aún falta tiempo para conocer el sexo del bebé, lo podrás saber a partir de la semana 20.

Es importante señalar que, una vez que la fecundación es un hecho, los núcleos del óvulo y del espermatozoide se fusionan, aportando cada uno 23 cromosomas con la dotación genética de ambos. El embrión cuenta con 46 cromosomas con la genética de cada uno de los progenitores.

Por último, en lo que respecta a la ecografía, ya es posible distinguir al bebé, que parece un punto muy pequeño en el útero de la mujer. En definitiva, la tercera semana de embarazo es extremadamente importante, por lo que los cambios en el cuerpo empiezan a hacerse notar.

Cambios en el cuerpo

Lo más importante que ocurre en esta semana es que el embrión en desarrollo informará de su existencia a la glándula pituitaria del cerebro que automáticamente va a desactivar el ciclo menstrual.

El fin del período femenino es producto de laaparición de la hormona gonadotrofina coriónicahumana, que es la que también mantiene los niveles de progesterona altos, un aspecto esencial para la supervivencia del embrión y el óptimo desarrollo del embarazo.

Todavía es muy pronto para notar un aumento del tamaño de los pechos, aunque hay mujeres que afirman que sus senos empezaron a agrandarse a partir de esta semana. Es muy común que aparezca sensación de cansancio y somnolencia, irritabilidad y hasta algunos cambios de ánimo.

También, algunas mujeres han presentado náuseas a partir de la tercera semana de gestación del niño. En conclusión, no hay dudas de que el cuerpo empieza a manifestar cambios, cuya intensidad, en muchas ocasiones, dependerá del organismo propio de cada mujer.

Tercera semana de embarazo. En la semana 3 de embarazo el cuerpo empieza a manifestar cambios.
En la tercera semana de embarazo el test del embarazo todavía puede dar negativo, sin embargo el cuerpo empieza a manifestar cambios que pueden ser notados en mayor o menor intensidad según el organismo de cada mujer.

Consejos

Aunque puedas pensar que sólo han pasado tres semanas y que aún falta muchísimo para el nacimiento de tu bebé, es importante empezar a tomar precauciones para tener un embarazo sin complicaciones.

En primer lugar, es imprescindible que disminuyas o, mejor aún, elimines por completo el consumode alcohol, tabaco y cafeína. Fumar y beber alcoholatenta contra el normal desarrollo del feto. Es primordial que, durante estos nueve meses, erradiques estas costumbres.

Además, tal y como recomiendan los profesionales, la futura mamá debe limitar también el consumo diario de té y café porque la cafeína aumenta la sensibilidad y tiene efectos nocivos también en el sueño y el ritmo cardíaco.

Por otro lado, si los futuros padres conviven con mascotas, es necesario extremar las medidas de precaución e higiene para evitar el contagio de infecciones que pueden afectar la salud de la madre y el bebé.

En este punto, encontramos la toxoplasmosis, una infección parasitaria que se puede contraer por el contacto con las heces de los gatos. Causa a la mujer malestares similares a la gripe. Los perros pueden transmitir salmonelosis, una bacteria que puede complicar la salud de la madre durante el embarazo.

En definitiva, es preciso mantener cierta distancia o precaución con las mascotaspara que la mamá y el bebé  no tengan ningún tipo de problema y todo marche sobre ruedas.

Otro aspecto sumamente importantees la alimentación. Es imprescindible que, durante los nueves meses de embarazo, la dieta sea altamente nutritiva y equilibrada. Lo mejores visitar a un especialista en nutrición que elabore la dieta adecuada para que el bebé crezca fuerte y sano.

Revisión médica

No cabe ninguna duda de que,el acompañamiento de un médico de confianza, durante todos estos meses es imprescindible. Especialmente para aquellas madres primerizas, que necesitan de la asistencia de un profesional desde las primeras semanas.

Es preciso tener en cuenta de, en la tercera semana de embarazo, el test de embarazo puede dar negativo ya que aún es demasiado pronto. Por lo que, si la mujer tiene síntomas, es muy importante que se dirija de inmediato a un especialista.

El acompañamiento profesional y humano es clave en todos estos meses, ya que es una etapa ajetreada, especialmente para la mujer.

Sin lugar a dudas, el embarazotrae cambios significativos en la vida de la mujer, que no sólo verá cómo su físico se transforma progresivamente, sino que también su rutina diaria tendrá un giro de 360 grados.

Es normal que aparezcan cambios bruscos de humor y es por eso quela contención por parte de la pareja y del médico es trascendental durante los nueves meses de gestación.