Saltar al contenido
Embarazo

Semana 2 de embarazo. Segunda semana de embarazo


Segunda semana de embarazo

Las primeras semanas de embarazo, están llenas de eventos emocionantes para la madre. Para muchas mujeres, esta etapa, pasa totalmente desapercibida puesto que todavía se encuentran en su ciclo menstrual.

Para otras, comienzan las sensaciones irregulares y los cambios dan lugar a la sospecha de que el embarazo puede ser una realidad. Aún es el principio de la maternidad, pero es una etapa emocionante en la que surgen muchas incógnitas que querrás resolver.

¿Qué síntomas aparecen en la semana 2 de embarazo?

El embarazo es un proceso que dura 40 semanas y se inicia la cuenta desde el día de la última menstruación de la mujer. Cada una de ellas está caracterizada por sus cambios particulares y, la semana dos, no es la excepción.

Durante la segunda semana de embarazo, los síntomas físicos se hacen más notables, que en la primera semana de embarazo. Las sensaciones son similares a las que se experimentan en los días de ovulación y algunas de ellas son:

  • Flujo vaginal abundante.
  • Dolor pélvico.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Incremento del deseo sexual.
  • Molestias en los senos.

Adicionalmente, podría producirse un ligero sangrado. No obstante, cada cuerpo es diferente y, por eso, es posible que no se experimenten estos síntomas.    

Por otra parte, la sensibilidad emocional derivada de los cambios hormonales, seguirá siendo parte de los síntomas experimentados. De hecho, es probable que se sientan con mayor intensidad ya que aumentará la producción de estrógenos alterando el orden hormonal.

Al igual que ocurre con la sintomatología física, estos serán variables en cada mujer. Así que no debes alarmarte si no presentas algunos de ellos sino enfocarte en seguir las recomendaciones médicas para favorecer tu embarazo.

Algo que debes tener en cuenta es que, hasta la semana doce, no empezarás a notar el crecimiento de tu barriga. Si estás planificando tu embarazo, debes aprender a controlar la ansiedad que sentirás por los cambios venideros ya que tu estado emocional puede afectar negativamente al embarazo.

Segunda semana de embarazo: desarrollo del embrión

Cuando la mujer ya ha alcanzado las dos semanas de embarazo puede decirse que su cuerpo está preparado para producir el óvulo maduro que, posteriormente, será fecundado. Este deberá llegar a la trompa de Falopio y, una vez fecundado, dirigirse al útero.

La regularidad o irregularidad del ciclo menstrual serán factores esenciales en esta etapa ya que, de acuerdo a ello, se sabrá cuándo es el tiempo de mayor fertilidad de la mujer.

Esta semana es muy importante porque, a partir de ella, empieza a formarse el embrión. Aunque su tamaño apenas supera al de una semilla de sésamo y no tendrá apariencia de bebé, sí constará de cabeza, tronco y cola.

También será el punto de partida para la formación de la cavidad amniótica (que contiene el líquido amniótico) y la cavidad coriónica que, posteriormente, se transformará en el cordón umbilical.

A pesar de que no es normal que se realice una ecografía durante la segunda semana, la experiencia, es mucho más reveladora que en la primera semana. De llevarse a cabo podrá visualizarse el saco gestacional.

Este saco es la capa protectora que acogerá al embrión y le aportará los nutrientes mientras no se forma la placenta. 

La fotografía de la derecha del saco gestacional en la semana 2 del embarazo es una enlace a un video de una ecografia 4D del Dr. Rafael Ortega Muñoz Ginecologo especialista en ecografias 4D.

Saco gestacional de un embarazo de 2 semanas. El saco gestacional es la capa que protectorá del embrión.

Recomendaciones para la semana 2 de embarazo

El periodo de ovulación es una etapa esencial en la que la alimentación juega un papel fundamental. Todas las mujeres (especialmente aquellas que han tenido dificultades para quedar embarazadas) deben seguir al pie de la letra las indicaciones médicas al respecto.

La ovulación no es lo único que ocurre durante la segunda semana de embarazo. En ella también inicia el proceso de adaptación corporal a la acogida del embrión.

Ten presente que, en esta etapa, el embrión se alimenta a través de los nutrientes transportados en la sangre, por esta razón, el ácido fólico y los suplementos vitamínicos seguirán siendo esenciales en esta y todas las semanas del embarazo.

Una dieta equilibrada, será la clave para que este pueda crecer en un entorno seguro donde reciba los nutrientes necesarios para continuar con su desarrollo. Esta deberá contar de verduras, frutas y frutos secos e incluir la renuncia a hábitos perjudiciales.

Por tratarse de la fase en la que el embrión ya empieza a desarrollarse, es esencial empezar con ejercicios de relajación que ayuden a manejar el estrés. Aunque no lo parezca, los cambios emocionales de la madre, influyen en el desarrollo de sus órganos y funciones esenciales.

Otros ejercicios que pueden empezar a practicarse son aquellos que permitan preparar el suelo pélvico. Estos serán de gran ayuda para prevenir la incontinencia y otros trastornos que pueden surgir durante el embarazo.

Si te preparas para quedar embarazada debes atender a estas recomendaciones de manera permanente. Recuerda que no siempre podrás experimentar los síntomas que te hagan presumir que el proceso ha iniciado, por lo tanto, es mejor estar preparada